sábado, 3 de marzo de 2012

FAHREDIN SHEHU (RAHOVEC,KOSOVO,1972)

 
 
 
ASÍ HABLÓ TAMARA


 
He pulido los ojos del niño sufriente
Eliminando las capas vaporosas de su visión
Para ver los dientes brillantes, mientras sonrío,
Y el latente y bien oculto planeta de odio en mi alma

He lavado la estratósfera de desastres
Sus padres depositados cuidadosamente en su ser
Con lágrimas de amor impregnadas
He quitado todas las membranas de espíritu contaminado

Le concedí una sonrisa a una rana
Y un beso al jade silencioso

Filtré el rocío del pétalo de la rosa blanca
Y conté los rubíes de la granada madura

He plantado todo tipo de frutas
Y creado un parque de juego para todos nosotros
Usted puede llamarlo un huerto
Usted puede llamarlo la plantación del recién nacido del amor

Pero conozco su Tachyon-IC [1] del suelo
Donde sólo el amor puede plantar su semilla

He adaptado un vestido color de esmeralda
Y lo perfumé con ámbar para que todos los niños lo usen
Le di de comer a todos los estómagos [2]

Con la luz deslumbrante de mi alma
Para hacerlos transparentes
Para que sean iluminados

He creado el ejército de la sonrisa
Y convoqué a todos los expertos para desmantelar la maquinaria de odio
En los campos de la sinfonía de la luz
En el sagrado momento de la eternidad

He abrazado a todos los niños, visibles e invisibles
Y regocijado su felicidad

He aplastado todas las armas
Que humanos y demonios han creado
Y así convertida en polvo cada una de ellas,
Una sonrisa dio a luz al amor
 
 
Notas del traductor:
[1] Teóricamente, se trata de una partícula subatómica que se mueve siempre más rápidamente que la luz.
[2] El autor dice, en el original inglés: “I feed every stomach”, lo que se puede traducir literalmente como “le di de comer a cada estómago”; mas en español esta última palabra puede sonar chocante y lejana del estilo empleado por el poeta hasta aquí. Por ello he preferido la versión presente
 
 Traducción de Luis Benítez (poeta y ensayista,Buenos Aires,1956)según la versión aparecida en la revista literaria Realidades y Ficciones,Número 8,Marzo de 2012,AñoIII.
 

1 comentario:

  1. Me hiciste como un prodigio. (Salmo 138, 14)
    3 febrero 2012
    Queridos lectores:
    Hemos comenzado el año 2012 en el cual todos deseamos y esperamos realizar los pasos cada vez más decisivos en la fe para estar preparados a participar plenamente en todo aquello que el Señor dispondrá en este año. Como Jesús lo había prometido,(1) el Espíritu Santo ha iniciado su enseñanza con el siguiente mensaje.
    Su conversación comienza en un evento fundamental para nosotros: el de nuestra creación. Cuantos de vosotros han leído el libro “Más allá de la gran barrera” ciertamente recordarán el tema tan delicado de la elección en el momento de la concepción,(2) que ahora el Espíritu Santo retoma y profundiza. Se trata de un acontecimiento que puede escapar a nuestra racionalidad, pero que ahonda sus raíces en el misterio más profundo de la vida de Dios. Por eso, podemos mirarlo sólo con los ojos de la fe y con la certeza que el Espíritu Santo nos hará comprender lo que es útil para nosotros, como personas y como pueblo de Dios.
    Stefania Caterina
    leer más http://alanuevacreacion.org/
    vedere.// http://fraternita.bloog.it/

    ResponderEliminar